¿Qué nos ha enseñado el COVID-19 sobre el Derecho a la Ciudad de los vendedores ambulantes?

El 31 de octubre, conocido oficialmente como el Día Mundial de las Ciudades, ha sido reinterpretado por activistas de todo el mundo como el Día Mundial por el Derecho a la Ciudad. Para conmemorar esa importante fecha, la Plataforma Global por el Derecho a la Ciudad (GPR2C) y sus miembros han desarrollado una serie de iniciativas y campañas, conocidas como Octubre Urbano, que culminan el 31 de octubre. ONU Hábitat también será sede de la Observancia Global en esa fecha en celebración del Día Mundial de las Ciudades, con el subtema Valorando Nuestras Comunidades y Ciudades.

StreetNet International es uno de los miembros del GPR2C y este Octubre Urbano queremos resaltar la importancia de los vendedores ambulantes como elementos cruciales para ciudades vibrantes, democráticas e inclusivas. También haremos eco de las demandas de ONU Hábitat y pediremos una gobernanza urbana más participativa que valore a los vendedores ambulantes y otros comerciantes informales como parte integral del desarrollo urbano sustentable.

¿Que es el Derecho a la Ciudad?

De acuerdo a GPR2C, el Derecho a la Ciudad es:

“… El derecho de todos los habitantes, presentes y futuros, permanentes y temporales, a habitar, usar, ocupar, producir, gobernar y disfrutar de ciudades, pueblos y asentamientos humanos justos, inclusivos, seguros y sustentables, definidos como bienes comunes esenciales para una vida plena y decente.”

El Derecho a la Ciudad es un concepto que comprende a las ciudades como entidades vivas sociales, políticas y económicas. En un momento en que las ciudades de todo el mundo están siendo afectadas por la privatización de los espacios públicos, la gentrificación y las crisis de vivienda e infraestructura, el Derecho a la Ciudad nos recuerda que los espacios urbanos no son exclusivamente para los ricos, ni existen solo con el propósito de obtener ganancias.

El Derecho a la Ciudad está relacionado con el Objetivo de Desarrollo Sustentable No. 11: Ciudades y Comunidades Sustentables y con la Nueva Agenda Urbana, documentos clave que consagran compromisos internacionales para desarrollar ciudades democráticas, diversas, sustentables e inclusivas para todos.

¿Qué tiene que ver con los vendedores ambulantes y otros comerciantes informales?

A medida que la expansión urbana se incrementa en todo el mundo con el crecimiento de nuevas ciudades y megaciudades, los derechos y los medios de vida de los ciudadanos a menudo se ven pisoteados por nuevas regulaciones, planificación urbana e inversiones. Y cuando las ciudades están asediadas por las ganancias y la mercantilización, los vendedores ambulantes son uno de los grupos más afectados.

Un Análisis de WIEGO en cuatro continentes encontró cómo las políticas para “limpiar” las ciudades implicaban la destrucción de los medios de vida de los vendedores ambulantes. La legislación represiva que ignora el papel crucial de la economía informal conduce a desalojos, demoliciones, violencia y opresión. Los vendedores ambulantes son expulsados rutinariamente de los centros de las ciudades y otros espacios públicos, lo que amenaza su sustento y supervivencia.

Algunos países ya han entendido el papel crucial de los vendedores ambulantes respecto a la sustentabilidad y democratización de los espacios urbanos. Estos países y ciudades han invertido en la gestión conjunta de los mercados públicos y en políticas diseñadas para apoyar la transición de los comerciantes informales a la economía formal. Estas buenas prácticas deben generalizarse y garantizar que los vendedores ambulantes y de mercado, así como otros comerciantes informales sean agentes de desarrollo y cambio en los espacios urbanos.

Debemos señalar que las mujeres están sobrerrepresentadas en la economía informal de países en desarrollo, y cualquier política diseñada para excluir a los comerciantes informales de los espacios públicos tendrá un impacto desproporcionado en términos de género, especialmente cuando consideramos que muchas mujeres son las únicas proveedoras en sus unidades familiares. Además, siempre que las regulaciones penalizan a los trabajadores de la economía informal, las mujeres están expuestas a todas las formas de violencia de género, especialmente acoso sexual y explotación.

Es importante recordar que las mujeres también tienen el Derecho a la Ciudad, y las políticas urbanas deben abordar las persistentes desigualdades entre mujeres y hombres.

¿Que nos ha enseñado el COVID-19 sobre el Derecho a la Ciudad de los Vendedores Ambulantes?

La pandemia ha sido devastadora para los comerciantes informales. Los desalojos, las demoliciones y la violencia se intensificaron cuando los vendedores ambulantes se enfrentaron a una opción imposible: respetar los cierres restrictivos y arriesgarse a morir de hambre o ir a trabajar y arriesgarse a la contaminación y la brutalidad policial.

Sin embargo, muchas afiliadas de StreetNet International también pudieron aprovechar este momento para demostrar cómo los vendedores ambulantes y de mercado, y otros comerciantes informales, pueden ser agentes de salud pública y apoyar a las autoridades en el manejo de una situación crítica.

Desde la gestión espacial conjunta de los mercados hasta el monitoreo de las regulaciones de salud, o la provisión de aportes clave para los planes nacionales de recuperación económica post-COVID-19, StreetNet International y sus afiliadas han demostrado una y otra vez cómo los comerciantes informales no son un obstáculo para el desarrollo de ciudades saludables, democráticas y sustentables, sino catalizadores del cambio.

La solidaridad y cooperación de los vendedores ambulantes y otros comerciantes informales es también una lección valiosa sobre cómo movilizar de los trabajadores de la economía informal para que tengan una voz unida puede y poder influir en las políticas públicas. Desde campañas de financiación colectiva hasta proyectos piloto de generación de ingresos, pasando por acciones vigorosas de activismo y cabildeo, las organizaciones de vendedores ambulantes y de mercado y comerciantes transfronterizos se han asegurado de que nadie se quede atrás.

¿Cuáles son las prioridades internacionales para el desarrollo sostenible de las ciudades en 2020?

ONU Hábitat ha establecido las formas clave en que podemos valorar nuestras comunidades y ciudades en el 2020:

  • Valor económico: La ONU insta a los Estados a considerar las organizaciones comunitarias y los trabajadores de la economía informal en la gobernanza y planificación urbana. Las ciudades deben invertir en ayudar a la transición de la economía informal a la formal de una manera compatible con los derechos humanos y la protección social.
  • Valor social: el compromiso y la inclusión en la comunidad es clave para las ciudades innovadoras e inclusivas. Las comunidades urbanas deben participar en la planificación y formulación de políticas públicas de las ciudades, y eso incluye grupos organizados de vendedores ambulantes y otros comerciantes informales.
  • Valor ambiental: la degradación ambiental afecta de manera desproporcionada a las comunidades urbanas mas pobres. Las ciudades no pueden ser ambientalmente sustentables hasta que estas comunidades se integren en la gobernanza urbana participativa y sus voces sean escuchadas.
  • Valor de la innovación: las ciudades flexibles y dinámicas han respondido con éxito a la pandemia invirtiendo en nuevas ideas y sistemas. Las ciudades deben invertir en ser abiertas e inclusivas para alentar a los innovadores y convertirse en un terreno fértil para nuevas soluciones a los desafíos persistentes.

ONU Hábitat resume claramente las recomendaciones de políticas públicas para integrar estas prioridades: “En el futuro, los administradores, los tomadores de decisiones y las partes interesadas deben incluir a las comunidades para crear, de manera conjunta, un tipo diferente de ciudad, donde las comunidades puedan contribuir con sus habilidades, conocimientos y activos locales, lo que eventualmente aumentara las capacidades de las ciudades para enfrentar el cambio climático, los riesgos de pandemias y los actuales desafíos urbanos”.

¿Cómo puedo aprender más sobre este tema y unirme a ustedes en la defensa del Derecho a la Ciudad?

Pueden seguir las campañas y la agenda del GPR2C para descubrir las diferentes maneras en que pueden involucrarse e inclusive unirse a la plataforma.

Para saber más sobre el Derecho a la Ciudad y los vendedores ambulantes y otros comerciantes informales, puede consultar estos recursos:

–        Trabajando en espacios públicos: Un manual para vendedores ambulantes (WIEGO y Cities Alliance)

–        Donde están las ciudades inclusivas? Vendedores ambulantes alrededor del mundo se han enfrentado a acciones hostiles (WIEGO)

–        Vendedores Ambulantes y el Derecho a la Ciudad (Centro de Derechos Humanos Gaspar García)

–        Que significa el “Derecho a la Ciudad” para un vendedor ambulante en Lima? (Siguiente ciudad)

–        Derecho a la Ciudad: Movilidad, salud, seguridad, trabajo y cultura para todos (UNICAB) [en portugués]