Lucha Colectiva: UNICAB (Brasil)

“Confrontar, resistir y persistir”

El Sindicato Nacional de Trabajadores Vendedores Ambulantes y de Mercado de Brasil – UNICAB fue fundado en julio de 2015, después de muchos años de lucha liderada por diversos activistas en varias ciudades brasileñas. Para entender cómo se creó la organización y cómo impulsó la lucha de los vendedores ambulantes en Brasil, hablamos con los miembros del Ejecutivo electos en el Congreso de 2019, Juliano Fripp y Maria de Lourdes do Carmo (también conocida como Maria dos Camelôs), con el fin de compartir su perspectiva sobre la evolución de UNICAB y la lucha colectiva por los vendedores ambulantes y de mercado en Brasil.

Movilización en la Copa del Mundo 2014

La creación de UNICAB fue impulsada por el Mundial de Brasil, en 2014. Desde el momento en que el país fue elegido para albergar ese mega evento internacional, los movimientos sociales en Brasil y en todo el mundo iniciaron los preparativos para prevenir los abusos que se habían producido en otros países. Como explica Juliano “Cuando hay un Mundial, los políticos tratan de ocultar esas cosas que son feas para los turistas, las barren debajo de la alfombra, para mostrar una ciudad hermosa y maravillosa. En Brasil, no hubo diferencia. Intentaron esconder a las personas sin hogar, y especialmente a los buhoneros y vendedores ambulantes”.

Para StreetNet, este tipo de mega eventos internacionales ya se habían identificado hace mucho tiempo como un riesgo adicional para los derechos de los comerciantes informales. Por lo tanto, antes de la Copa del Mundo en Sudáfrica de 2010, StreetNet había desarrollado la campaña Ciudades de Clase Mundial para Todos, para evitar que los preparativos para la Copa del Mundo perjudiquen a los vendedores ambulantes y su derecho al trabajo.

Luego, la campaña se replicó en Brasil, a partir de 2011. La actual Organizadora para la Región de las Américas, Maíra Vannuchi, comenzó a trabajar como representante de StreetNet en el país, reuniéndose con muchos activistas por los derechos de los vendedores ambulantes y de mercado, y a establecer una red de contactos entre varios focos de lucha colectiva que hasta entonces estaban dispersos. La coordinación nacional de los liderazgos de los comerciantes informales de las ciudades anfitrionas dio como resultado el documento “Copa del Mundo para Todos – el retrato de los vendedores ambulantes en las ciudades anfitronas de la Copa del Mundo 2014”, publicado en un reportaje y en una reunión nacional de la Confederación de Uniones de las Américas (TUCA-CSA), en Sao Paulo, que resultó en una carta nacional a la FIFA.

“En realidad, UNICAB nació en 2013, antes del Mundial, cuando hubo una gran movilización a través de StreetNet”, recuerda Juliano. “Se animó a personas de diferentes estados de Brasil a conocer a otros involucrados en la lucha de los vendedores ambulantes y de mercado en cada capital. Y eso realmente fortaleció el movimiento”.

Activistas de Rio Grande do Sul, como Juliano, por ejemplo, fueron a visitar a sus compañeros en Rio de Janeiro y viceversa, lo que en StreetNet llamamos visitas de intercambio. Esta aproximación les permitió comprender las similitudes de las diversas luchas libradas por los comerciantes informales en diferentes lugares de Brasil.

“Cuando comenzamos a hablar entre nosotros, sentimos la necesidad de organizar un movimiento nacional para responder a las demandas de los vendedores ambulantes, para tener esa representación nacional. Y creamos UNICAB”, resume Maria. “Fue el esfuerzo de activistas de varios Estados. Porque necesitábamos ese paraguas nacional para defender adecuadamente los derechos de los trabajadores de la economía informal, los vendedores ambulantes y los de mercado”.

La articulación entre varios movimientos y la movilización nacional condujo a resultados inmediatos a nivel local. Juliano destaca como un logro importante el Corredor de la Copa del Mundo (Corredor da Copa) en Porto Alegre, un espacio disponible para que los vendedores ambulantes trabajen desde el Estadio de Porto Alegre hasta el centro histórico de la ciudad. Se lograron éxitos similares en otras ciudades a través de la lucha de movimientos locales, apoyados a nivel nacional.

Sin embargo, esta movilización no hubiera sido posible si no fuera por el trabajo previo de los propios activistas. Como explica Juliano “el trabajo de movilizar, el trabajo de luchar no empezó con StreetNet ni con UNICAB. Empezó antes. Trabajo en la calle desde 1990. En 2001, creamos la Asociación Feira Rua da Praia – ASFERAP, la primera asociación enfocada en esta categoría de trabajadores en el Estado de Rio Grande do Sul. Es decir, el trabajo de movilización comenzó hace muchos años. Y continuó después del Mundial”.

United Hawkers Movement – MUCA también fue creado muchos años antes del Mundial por un grupo de vendedores ambulantes liderados por Maria en julio de 2003, como respuesta a un asalto por parte de la Guardia Municipal de Río de Janeiro que sufrió mientras estaba embarazada.

La unión de varios movimientos dispersos les permitió identificar prioridades y desafíos colectivos. Uno de los ejemplos destacados por Juliano es el tema de los camelódromos, espacios cerrados para mercados populares creados por las autoridades municipales para acoger a los vendedores ambulantes. Si bien los proyectos de camelódromos inicialmente fueron apoyados por movimientos de vendedores, como el caso de Porto Alegre en el que ASFERAP negoció y apoyó la creación de un camelódromo en la ciudad en 2009, la toma de posesión de este espacio por parte de la gestión privada en el año siguiente resultó en la expulsión de varios vendedores por no poder pagar los alquileres. De los 800 vendedores ambulantes que se instalaron en el primer año, solo 100 lograron mantener sus tiendas hasta la actualidad, mientras que el resto del espacio lo ocupan pequeños empresarios. “La lucha es intensa. Ahora, esos 700 vendedores que salieron del camelódromo volvieron a las calles”, explica Juliano. Las calles son peligrosas porque “de vez en cuando vienen policías y apresan, golpean, roban mercancía. Entonces, la próxima lucha para nosotros es poder regularizar el trabajo de la economía informal en Porto Alegre. Maria en Río de Janeiro y compañeros en Recife, Sao Paulo, Paraíba, todos participan en esta lucha, que es la misma. Es la lucha por el derecho a la ciudad, por el derecho al trabajo”.

A medida que UNICAB se posiciona en varios frentes, la organización sigue creciendo y puede afirmarse como una fuerza política. Para Maria, la creación de la propia organización como un frente unido de varios movimientos de comerciantes informales es su mayor logro.

La afirmación política de los vendedores ambulantes y de mercado en Brasil

La creación de UNICAB como entidad nacional representativa de los vendedores ambulantes y de mercado en Brasil fue fundamental para la afirmación política y el reconocimiento de estos trabajadores.

“En cualquier lugar donde peleamos esas luchas, nos presentamos como representantes de UNICAB y eso es muy poderoso cuando se enfrenta al Concejo Municipal, al Alcalde o al Gobernador. No, somos representantes de una entidad nacional” dice Juliano.

A pesar de la distancia entre las diversas organizaciones que componen UNICAB, sus miembros interactúan regularmente y coordinan acciones. Esta articulación es beneficiosa para UNICAB como entidad nacional, pero también fortalece los movimientos locales. Un excelente ejemplo de la dinámica local/nacional que UNICAB logró desarrollar es la rápida respuesta a los desafíos de la pandemia COVID-19.

“Cuando comenzó la pandemia, nos preocupó de inmediato. ¿Qué pasa con los trabajadores de la economía informal? ” recuerda Juliano. Junto al grupo de UNICAB y diversos movimientos sociales, sindicales y congresistas federales aliados, lograron presionar al poder político y lograr un proyecto de apoyo básica de emergencia del Gobierno Federal en el Congreso Nacional.

La propuesta inicial era un apoyo básico de 1000 reales frente a la propuesta de 200 reales del presidente Jair Bolsonaro. El acuerdo final fue un ingreso básico de emergencia de 600 reales por seis meses, que luego se prolongó hasta diciembre de 2020. “No obtuvimos los 1000 reales, pero el ingreso básico de emergencia cambió por completo la situación. Y esa fue nuestra lucha, una lucha articulada, en la que participaron todos los trabajadores de la economía informal. Es un legado histórico” afirma Juliano.

Además de lograr el ingreso básico de emergencia (puede leer más aquíe) UNICAB también logró reunir las firmas necesarias de los congresistas federales para crear un Frente Parlamentario para defender los derechos de los comerciantes informales en el Congreso Nacional de Brasil. Por primera vez en la historia, esta categoría de trabajadores estará representada en la más alta esfera del poder político a nivel nacional. “El Frente Parlamentario es un logro que va a alterar por completo nuestra relación con los gobiernos, porque tendremos varios congresistas de diferentes Estados defendiendo el trabajo de los vendedores” subraya Juliano “Es un legado impresionante”.

¿Qué diferencia a la lucha colectiva en Brasil de otros contextos?

Para una organización creada hace menos de diez años, UNICAB tiene muchos logros, especialmente considerando el contexto político desfavorable con el presidente Jair Bolsonaro en el poder y un gobierno hostil a la lucha de los movimientos laborales y sociales.

Desde la perspectiva de Juliano, algo que podría distinguir la lucha colectiva de los comerciantes informales en Brasil de otros contextos es el enfoque político de UNICAB. Aunque la organización no está asociada a partidos políticos, tiene una clara orientación política de izquierda. Y no tiene miedo de involucrarse en la política de partidos para avanzar en su agenda.

“Debido a falta de conocimiento e ignorancia, muchos movimientos no están de acuerdo con la participación de concejales y congresistas. Pero siempre los hemos traído. No sé si eso distingue la lucha en Brasil, pero podría. Tenemos una relación con los partidos de izquierda y hemos establecido el respeto mutuo, los respetamos y ellos nos respetan. Es una calle de dos sentidos; nos ayudan cuando están en el poder y les ayudamos a ser reelegidos. Es una muy buena relación. Y marca la diferencia, en todos los Estados”.

Sin embargo, otra iniciativa más innovadora es alentar a los vendedores ambulantes y de mercado a ser candidatos en las elecciones políticas a nivel local. En las elecciones municipales de Brasil, en noviembre de 2020, varios miembros de UNICAB fueron candidatos a concejales municipales. “Por ejemplo, Maria fue candidata en Río, João Baptista fue candidato en Sapucaia do Sul, Jacque da Tinga en Porto Alegre, Belloto en Recife”, dice Juliano. A pesar de que los votos no fueron suficientes para ser elegidos, la presencia de estos candidatos obligó a que los derechos de los comerciantes informales formaran parte de la agenda política de las elecciones. “Cuando los candidatos aparecen en la televisión defendiendo a los vendedores ambulantes, eso influye en la sociedad” subraya Juliano.

La UNICAB también tiene un fuerte liderazgo femenino, a diferencia de las organizaciones de algunos países. “El Ejecutivo de UNICAB está compuesto mayoritariamente por mujeres” dice Maria “Esa causa [los derechos de las mujeres] está en nuestros principios, por lo tanto, las mujeres están liderando ese proceso. Las mujeres pueden afirmarse, presentar sus demandas, sus inquietudes”. Muchas de estas mujeres son líderes a nivel local o estatal en sus propias organizaciones y, según Maria, ya están capacitadas para participar en el debate político. “Nos afirmamos; somos respetados, somos personas con conciencia política”, agrega.

Otro tema que diferencia el contexto brasileño de otros países es la relación con el movimiento más amplio por los derechos de los trabajadores de la economía informal. Si bien en algunos países la unidad de estos trabajadores es su fortaleza, Juliano destaca que los vendedores ambulantes y vendedores ambulantes son el único grupo de trabajadores de la economía informal sin ningún tipo de regulación, ya sea a nivel municipal, estatal o nacional. “Tenemos que estar cerca, sí, pero nuestra lucha debe sostenerse por sí sola”, afirma.

Además de este aspecto, si bien en otros países las organizaciones de comerciantes informales han establecido fuertes vínculos con los sindicatos, esto no es una prioridad para UNICAB. Sin embargo, tienen una buena relación con la Central Sindical de Trabajadores – CUT. “Hay una aproximación muy interesante” dice Juliano “Simplemente no podemos perder nuestra autonomía, nunca”.

La relación entre UNICAB y StreetNet

Debido a que StreetNet tuvo un papel movilizador para la creación de UNICAB, las dos organizaciones tienen una relación sólida. Juliano es el actual representante de UNICAB en las estructuras internas de StreetNet y se asegura de que esta afiliación sea conocida por las autoridades.

“Cuando nos presentamos, hablo de UNICAB y también traigo el nombre de StreetNet. Y cuando digo que hay una entidad internacional, la gente tiembla”, dice Juliano, refiriéndose a su experiencia en negociaciones con las autoridades” El hecho de que estemos afiliados nos hace destacar y nos hace crecer”.

Más allá de las credenciales internacionales, Juliano también reconoce la contribución esencial de StreetNet para la lucha nacional. “StreetNet logró para nosotros la Resolución 204 de la OIT”, menciona, como ejemplo. Además, considera muy importantes los cursos de capacitación organizados por StreetNet y el apoyo continuo que ofrece la organización. “StreetNet vio que puede y debe ayudar a nuestro movimiento. Porque cuando UNICAB crece, StreetNet también crece. Por tanto, es una convergencia que se convierte en la mezcla perfecta para que el movimiento crezca cada vez más”.

UNICAB es parte de la región de las Américas en las estructuras internas de StreetNet, por lo que Juliano, como representante, está en contacto constante con otros compañeros de América Latina. “Hubo y hay encuentros y debates sanos y democráticos e intercambio de experiencias en toda América Latina”, agrega.

Mejores prácticas de la Lucha Colectiva de UNICAB para compartir con otras organizaciones de vendedores ambulantes

Debido a que UNICAB es una organización que ha logrado afirmarse de una manera tan fuerte en un corto período de tiempo, les preguntamos a Maria y Juliano si tenían consejos para otros activistas que ahora están luchando por sus propias causas colectivas.

Maria sugiere que los activistas “busquen la unidad y demuestren su confianza en esta categoría de trabajadores. Ser justos, muy honestos y estar con la gente en las calles, sentir en tu piel lo que pasa esa gente. Buscar alianzas con otras personas y entidades también es muy importante. Porque eso te da la fuerza para luchar, no te sientes solo. Reunir a la población, reunir a los trabajadores y presionar al poder político, a nivel municipal, estatal y federal. Esa presión política es muy importante”.

En cuanto a Juliano, “mi consejo es lo que hago. La construcción de un proceso colectivo. Significa ser conscientes de lo que realmente necesitamos, no para ti, sino para todos, y luchar. No te vendas, no te rindas y luches con valentía. Debes enfrentarte a la policía y a los políticos que quieren destruir el movimiento. Enfrentar, resistir y perseverar” resume Juliano “si haces eso llegarás lejos, pero debes construir el colectivo, la gente necesita entender que la lucha es colectiva. Solo uno, solo dos, tres, no pueden pelear la lucha. Pero cien, trescientos, pueden”. También agrega que no debemos tener miedo a los desacuerdos, debemos aprender a debatir.

Con el impresionante legado que UNICAB ha logrado crear hasta ahora, ¡estos son consejos que todos debemos seguir!

Para conocer UNICAB y su incansable trabajo para los vendedores en Brasil, le sugerimos seguir su podcast Radio Ambulante (en portugués).