Lucha Colectiva: FIWON (Nigeria)

La Federación de Organizaciones de Trabajadores Informales de Nigeria – FIWON fue fundada el 18 de junio de 2010. Fue el resultado de varios años de esfuerzos de activistas para formar una plataforma nacional que impulsara el reconocimiento, respeto y aprecio de las contribuciones de los trabajadores de la economía informal. Hablamos con el Secretario General de FIWON, Gbenga Komolafe, para aprender más sobre la lucha colectiva de los trabajadores de la economía informal en Nigeria y ver qué podemos aprender de su experiencia.

De un proyecto de investigación al lanzamiento de una organización nacional

Gbenga ha estado involucrado en la organización de los trabajadores de la economía informal durante casi veinte años. A principios de la década de 2000, Gbenga era voluntario en la Asociación de Técnicos Automotrices de Nigeria (NATA) cuando se enteró de un proyecto de investigación centrado en la informalidad y la sociedad civil. La organización solicitó ser parte del proyecto y tuvo éxito. Fue una gran experiencia de aprendizaje sobre cómo realizar investigaciones sobre la economía informal.

“Éramos los únicos no académicos que formamos parte de los proyectos”, recuerda Gbenga. “Recorrí el país hablando con los trabajadores y fue toda una revolución. Al final hicimos un reportaje que fue muy bien recibido”.

La NATA fue una de las primeras organizaciones de trabajadores de la economía informal, pero en 2008 otros sectores (como los vendedores ambulantes) también estaban comenzando a organizarse. Era necesario tener una federación nacional que pudiera abordar cuestiones transversales que afectan a los trabajadores de la economía informal, como el acceso a la protección social. “Y crear una plataforma de incidencia para el sector de la economía informal que pueda combatir la marginación total de estos trabajadores de los procesos de toma de decisiones”, dice Gbenga.

Así que FIWON se lanzó el 18 de junio de 2010 en Abuja, la capital de Nigeria. En la primera conferencia participaron unas veinticuatro organizaciones de todo el país. “Desde entonces, hemos asumido muchos de estos problemas y desafíos”, dice Gbenga. “Hemos liderado muchas luchas. Por ejemplo, tuvimos que combatir el acoso y la extorsión que muchos de los miembros de FIWON sufrían a diario. Tuvimos que ir a los tribunales varias veces para defender los derechos humanos de los miembros, organizar protestas, declaraciones en el parlamento, entre otras cosas”.

“Una cosa que está clara”, afirma Gbenga, “hemos ganado mucha visibilidad para la economía informal como un sector que contribuye en gran medida a la economía de Nigeria”.

Un ejemplo de esta mayor visibilidad fue el informe de la Oficina Nacional de Estadísticas (NBS), publicado en 2014, que clasificó la economía informal por primera vez e informó que contribuía con el 57.9% del PIB de Nigeria, además de emplear a más de 80% de la población activa de Nigeria. La investigación académica sobre la economía informal de Nigeria también ha aumentado en los últimos años.

“Desafortunadamente, hoy en día, este mayor reconocimiento no se ha traducido realmente en políticas o programas específicos que aborden las necesidades, los problemas y los desafíos de la economía informal”, explica Gbenga.

La complejidad de organizar a los trabajadores de la economía informal

Conferencia de prensa/Reunión contra la evicción de operadores ‘okada’. 12 de febrero de 2020

Uno de los principales problemas que enfrentan las organizaciones de trabajadores de la economía informal es organizar a los propios trabajadores e involucrarlos en el trabajo de la organización como un frente único.

Para FIWON, estaba claro que necesitaban adoptar una combinación de enfoques para garantizar que esta federación nacional tuviera éxito. Como explica Gbenga:

“Tuvimos que descentralizar. El trabajo informal está muy localizado. Ocurre en comunidades y es altamente individualizado. La gente trabaja por su cuenta, en sus propias tiendas o incluso en sus casas. Eso significa que tenemos que descentralizar los esfuerzos organizativos, tuvimos que asignar a líderes en las comunidades para que apoyen la visión de unir a la gente para defender sus derechos, trabajar, ayudar a organizarse en las comunidades”.

En la actualidad, FIWON cuenta entre sus miembros a más de 700 asociaciones comunitarias de trabajadores de la economía informal de 27 estados de Nigeria. Algunos de ellos, como NATA, también intentan organizarse a nivel nacional. FIWON confía en los organizadores y líderes locales para reunir a todos los trabajadores y promueve capacitaciones centradas en derechos humanos, seguridad ocupacional y otros temas. Dado que FIWON representa a varios sectores de la economía informal, siempre debe tener en cuenta los diferentes contextos. Gbenga da el ejemplo de los problemas de seguridad y salud: mientras que otros trabajadores pueden sufrir lesiones relacionadas con la columna vertebral debido a que pasan mucho tiempo sentados, y los vendedores ambulantes son vulnerables a la contaminación y la brutalidad policial.

Desde 2017, FIWON también ha intentado trabajar a través de cooperativas y alentar a los trabajadores a ahorrar y pedir prestado bajo términos más accesibles que los que ofrecen las instituciones financieras.

Pero el trabajo más importante que realiza FIWON es explicar a los trabajadores de la economía informal que ellos tienen derechos. Como explica Gbenga, “tratamos de explicarles que tienen derechos como ciudadanos de Nigeria, como seres humanos, como miembros de sus comunidades y también como trabajadores. Porque están haciendo un trabajo muy importante y están haciendo un aporte muy importante a sus comunidades, a la economía nacional, por lo que deben respetar el trabajo que están haciendo, deben respetarse a sí mismos y deben estar dispuestos a luchar para proteger sus derechos. Después de tal capacitación, es mucho más fácil para los organizadores lograr que la gente quiera ser parte del movimiento, parte de FIWON”.

FIWON también se centra en fomentar la rendición de cuentas dentro de las organizaciones de la economía informal. La importancia de tener una constitución escrita que sea ampliamente leída y entendida como un punto de referencia para la conducta de la organización, por ejemplo, es a menudo tema de capacitaciones de liderazgo.

Sin embargo, Gbenga reconoce que puede ser difícil inspirar a los trabajadores a participar activamente. Los trabajadores de la economía informal suelen trabajar por su cuenta, lo que significa que incluso asistir a una reunión puede provocar la pérdida de salarios. Y a veces puede ser difícil explicar la importancia de pagar las cuotas y exigir la rendición de cuentas de los líderes.

“Esa actitud se refleja en cómo se gobiernan las organizaciones y, a veces, permite que los líderes se vuelvan poderosos y hagan lo que quieran”, dice Gbenga. “Alentamos a los miembros a que se interesen y se involucren más en cómo se administran las organizaciones, a pagar sus cuotas para que puedan exigir responsabilidad, etc.”

Otra preocupación es la participación de las mujeres. En Nigeria, como en el caso de muchos otros países, la economía informal está dominada por mujeres. Algunos sectores en particular, como la venta ambulante y el trabajo doméstico, emplean principalmente a mujeres. Pero Gbenga admite que ese predominio no siempre se traduce en el liderazgo de las mujeres: “debo confesar que la cultura patriarcal tradicional también se refleja en este ámbito. Entonces, descubrimos que en algunos sectores donde hay más mujeres, ves que los hombres tienden a dominar el liderazgo. Tratamos de abordar esto alentando a las asociaciones a ser más abiertas y llevar a cabo reuniones democráticas más abiertas y participativas”.

Enfrentando a las autoridades y exigiendo reconocimiento

FIWON es un defensor activo en la lucha contra la corrupción y los abusos de los derechos humanos en Nigeria. Cuando se le preguntó si es normal que las organizaciones de trabajadores se enfrenten a las autoridades de esta manera, Gbenga explica el contexto: “Los sindicatos se están volviendo cada vez más conservadores en su enfoque hacia los gobiernos. En términos generales, el movimiento sindical nigeriano se ha visto afectado por un comportamiento intenso de búsqueda de ingresos. Esto ha creado mucha tensión en todo el movimiento”.

El mismo patrón ocurre a veces en las organizaciones de la economía informal, cuando algunos líderes buscan el patrocinio de partidos políticos o gobiernos gobernantes, pero FIWON se opone firmemente a tal comportamiento. Según Gbenga, “para los trabajadores de la economía informal, debido a la extrema marginación histórica, simplemente no podemos permitirnos ser complacientes y no ser críticos”. Agrega que “tenemos políticas escritas muy precisas que están acumulando polvo en las distintas oficinas, porque nadie realmente respeta esas políticas. Entonces, tenemos que ser críticos, tenemos que hacer que la gente rinda cuentas”.

Los trabajadores de la economía informal de Nigeria tampoco pueden confiar en la solidaridad del movimiento sindical más amplio del país. Por lo tanto, deben actuar en su propio nombre y tomar cartas en el asunto.

El resultado ha sido heterogéneo. En algunos estados de Nigeria, los gobiernos son hostiles. En un caso, incluso se creó una organización paralela para rivalizar con FIWON, a cambio de patrocinio. “Muchos de los llamados líderes de organizaciones de trabajadores informales encuentran esto atractivo, porque disfrutan del patrocinio para ellos mismos en detrimento de sus miembros”, explica Gbenga.

En muchos otros estados, sin embargo, FIWON disfruta de una sólida relación con el gobierno estatal y los organismos locales.

“Siempre hemos dicho que los trabajadores de la economía informal tienen derecho a organizarse y proteger sus intereses, y respecto a eso no puede haber disculpas”, afirma Gbenga.

Prioridades clave de FIWON

1 de octubre de 2020. Protesta en Osogbo, Nigeria

Desde el lanzamiento de FIWON en 2010, la organización ha organizado sesiones de planificación estratégica para definir las prioridades clave de acción. Una de las primeras fue para minimizar, en la medida de lo posible, el acoso y la extorsión que afectan a los trabajadores de la economía informal, especialmente a los comerciantes, y exigir más respeto por los trabajadores de la economía informal como ciudadanos y trabajadores. A través de manifestaciones masivas y otras acciones de promoción, FIWON ha logrado cierto éxito en detener el arresto arbitrario de vendedores ambulantes y de mercado y también ha abordado cuestiones relacionadas con los desalojos y la destrucción de asentamientos informales en Lagos.

Otra de las prioridades clave de FIWON es la protección social. En 2018, el gobierno federal de Nigeria ideó un plan de micro pensiones para los trabajadores de la economía informal que parecía prometedor. Se consultó a FIWON para este plan. Sin embargo, cuando se lanzó, este no reflejaba casi ninguna de las aportaciones de FIWON.

“Dos, tres años después, la participación es extremadamente baja, porque el esquema está diseñado de tal manera que hace que la participación sea difícil y poco práctica”, dice Gbenga. “Queríamos una situación en la que el gobierno fomentara la participación en el esquema de micro pensiones, contribuyendo directamente. Cuando los trabajadores de la economía informal transfieren una cierta cantidad de ahorros al fondo de pensiones, el gobierno debería igualarlo. No puede simplemente decirles, aquí está el esquema, comiencen a contribuir, sin ningún tipo de contribución del gobierno. Especialmente en una situación en la que la tasa de inflación es muy alta, mucho más alta que la tasa de interés de los ahorros. Entonces, el dinero ahorrado hoy valdrá poco en unos pocos años. Las contribuciones del gobierno podrían minimizar este efecto”. FIWON ha solicitado al gobierno una revisión de esa política.

“Nos enfocamos mucho en temas de protección social, y nuestra participación con el gobierno federal en la política de protección social es asegurar que estos temas se reflejen en la política nacional de protección social. Pero como dije, es un proceso continuo”, explica Gbenga.

Otra prioridad clave para FIWON es el desarrollo urbano inclusivo, que se relaciona con el Derecho a la Ciudad. Según Gbenga, esto significa que el desarrollo urbano debe “tener en cuenta la necesidad de los trabajadores de la economía informal de que los espacios públicos trabajen sin temor al acoso, y de que los trabajadores de la economía informal reciban apoyo y tengan algún tipo de capacitación y taller de habilidades respaldados por el estado”.

FIWON ha logrado persuadir a algunos estados de Nigeria para que ayuden a capacitar a los trabajadores de la economía informal en cuestiones de seguridad laboral y al Banco Central de Nigeria para que apoyen la capacitación relacionada con las habilidades financieras. También está trabajando en un proyecto para que las corporaciones del sector privado ayuden al sector informal a ayudar en estas áreas, especialmente en la capacitación relacionada con el desarrollo de habilidades empresariales y la contabilidad.

Sin embargo, cuando se le preguntó cuál ha sido el mayor logro de FIWON hasta ahora, Gbenga afirma que el aumento de la visibilidad es crucial:

“El logro más importante de FIWON, por lo que puedo ver, es la visibilidad. Estamos logrando una visibilidad que nunca tuvimos. Los trabajadores de la economía informal son más apreciados ahora. En muchos Estados, los funcionarios son mucho más cuidadosos con la forma en que tratan a nuestros miembros y son conscientes de que la gente resistirá la violación de sus derechos. Además, se presta más atención a las cuestiones que afectan a los trabajadores de la economía informal. Mejor visibilidad, mejor reconocimiento de la contribución de la economía informal, en general. Y las necesidades, desafíos y problemas que afectan a los trabajadores de la economía informal se aprecian mejor ahora, incluso la academia está mostrando un interés creciente”.

FIWON y StreetNet International

Discusión sobre la Nueva Agenda Urbana en la 6 Conferencia Internacional de StreetNet en Kirguistán, 2019.

FIWON se unió a StreetNet en 2015, cinco años después de su lanzamiento inicial. De manera similar a otras afiliadas de StreetNet, la afiliación de FIWON a una organización internacional ha contribuido a las acciones de activismo. “Ser representantes de StreetNet a nivel nacional ha sido de gran ayuda”, explica Gbenga.

Da el ejemplo de un legislador nigeriano que quiso proponer una ley en 2017 para proteger a los vendedores ambulantes. El legislador se acercó a StreetNet y fue redirigido a FIWON. “Y entonces el legislador se vio obligado a negociar con nosotros y pudimos hacer aportaciones importantes. La afiliación a StreetNet ayuda en ese sentido. También ayuda para causas de activismo y para obtener más reconocimiento”, resume Gbenga.

El proyecto de ley propuesto por el legislador se elaboró ​​a partir de la Ley de Vendedores Ambulantes de la India de 2014, pero se adaptó al contexto nigeriano. Lamentablemente, el legislador no recuperó su escaño en las elecciones de 2019. Ahora, FIWON está buscando un nuevo patrocinador de ese proyecto de ley en la Asamblea Nacional.

StreetNet también ha promovido el trabajo y la experiencia de FIWON en otros foros, especialmente aquellos relacionados con el Derecho a la Ciudad y la Nueva Agenda Urbana.

Consejos para organizaciones de trabajadores de la economía informal

FIWON tiene ahora más de diez años y Gbenga ha estado trabajando en temas relacionados con la economía informal durante más de veinte años. Por lo tanto, le preguntamos si podía compartir algún consejo para los trabajadores de la economía informal que están empezando a organizarse.

Protesta contra Arrestos Arbitrarios y Evicciones Ilegales de Vendedores Ambulantes, Lagos, 1 de noviembre de 2017.

“Mi consejo es tener paciencia”, afirma Gbenga. “Es extremadamente difícil organizarse en la economía informal, porque son personas que históricamente han sido marginadas, son despreciadas. Muchos creen que la situación no puede mejorar”.

Por eso es importante encontrar a los trabajadores de la economía informal donde están y no, como dice Gbenga, “donde quieres que estén”. Ellos “están tratando de sobrevivir y tienes que ver dónde puedes intervenir para mejorar las cosas. Si tienes un propósito honesto, ellos llegarán a apreciar eso y tus buenas intenciones. Entonces, comienzan a unirse y construir un poder colectivo”.

¡Lecciones importantes de un organizador veterano de trabajadores de la economía informal, que todos debemos tener en cuenta!