La herramienta de la Seguridad Social en Brasil (MEI) y su relación con los vendedores ambulantes

Por Maira Vannuchi

En Brasil tenemos una política de seguridad social de reciente creación para los trabajadores informales. El gobierno federal implementó esta política de formalización en 2008 durante el gobierno del segundo mandato del PT (Partido de los Trabajadores).

El MEI, abreviatura para Micro Emprendedor Individual, es un registro que ofrece muchos beneficios a los trabajadores informales. Simple, barato y no burocrático, el MEI ofrece excelentes condiciones para cualquier trabajador informal que contribuya mensualmente y por lo tanto obtener una considerable cobertura del sistema de seguridad social, como por ejemplo, una pensión de jubilación y de invalidez. Además de eso, el MEI permite al trabajador crear una empresa a través de Internet, eximiéndolo del pago de inscripción. Que sea posible contratar a un empleado, tener acceso a los servicios bancarios, incluyendo el crédito y el impuesto reducido. Además, el gobierno federal proporciona apoyo técnico a través de SEBRAE, una organización pública que apoya los proyectos empresariales.

No podemos negar que esta política de registro es muy interesante y un gran modelo para los países que desean formalizar sus trabajadores informales. Sin embargo, aquellos que conocen profundamente y de cerca los problemas cotidianos que enfrentan los vendedores ambulantes de Brasil están de acuerdo en que para ellos este modelo, aunque beneficioso, es erróneo y contradictorio.

En Río de Janeiro, por ejemplo, el departamento de trabajo municipal, siguiendo las directrices del gobierno federal, ha sido alentador y brindado oportunidades a los vendedores ambulantes para inscribirse en el MEI. No obstante, más de 5,000 vendedores que se formalizaron en 2012 registrándose como MEI (convirtiéndose en una empresa que contribuye mensualmente al sistema de seguridad social) no tienen una licencia para vender en las calles. El MEI es una política nacional de formalización que abarca todos los comerciantes informales, pero no puede garantizar el trabajo del vendedor ambulante.

Dado que Brasil es una federación, el suelo urbano y el derecho a ocuparla para fines están regulados por los gobiernos municipales. Así, el MEI como una política nacional permite a los vendedores ambulantes tener cobertura de la seguridad social y condiciones de negocio satisfactorios, sin embargo, no les asegura el derecho de trabajar en la calle. Por lo tanto, no tiene relación alguna con las condiciones reales de trabajo, y por lo tanto como el objetivo es formalizar no regula la venta ambulante.

La venta ambulante en Río de Janeiro y en muchas otras ciudades de Brasil se produce de manera irregular, ya que el número de licencias existentes es mucho más pequeño que el número de vendedores. Esta situación hace que exista criminalización y persecución de los trabajadores. Los mismos trabajadores que están deslegitimados y a quienes se les falta el respeto por las autoridades municipales, para el gobierno federal y el departamento de impuestos, son trabajadores formales.

Aunque el MEI ofrece sin lugar a dudas garantías y beneficios a los trabajadores, no mejora las condiciones de trabajo de los vendedores ambulantes, y más allá, ni siquiera garantiza su derecho de trabajar. No podemos dejar de pensar en la contradicción en toda esta situación institucional: el gobierno crea un dispositivo para recoger el impuesto de la venta ambulante y encajarlo en sus registros de empleo, pero no se responsabiliza por el trabajo decente y el derecho del trabajo.

Pensar en una política de seguridad social más satisfactoria para los vendedores ambulantes requiere la atención de lo que está ocurriendo a estos trabajadores, a entender su universo de conocimientos y, lo más importante de todo, escucharlos. En Brasil no hay (y nunca ha existido) el espacio institucional de diálogo entre el gobierno federal y los vendedores ambulantes.

Una integración de la política nacional de formalización no se haría cargo sólo de la cuestión de la regulación, sino ir más allá, pensando en la concesión de licencias y las condiciones de trabajo de los comerciantes informales y reflexionar sobre el concepto de espíritu empresarial que ofrece el MEI.

Brasil es un país que tuvo su desarrollo económico basado en un modelo de fábrica y apoyado en la idea del pleno empleo. La crisis del trabajo formal y el aumento de la informalidad aparece como un fracaso que debe ser corregido (lo que significa: incluirlos en el sector formal) a cualquier precio. El problema se agrava cuando vemos que el movimiento obrero soporta el extremo de la informalidad y la decisión de hacer caso omiso de cualquier iniciativa de organización de los trabajadores informales, luchando exclusivamente para aumentar el empleo formal en sectores como la construcción, el comercio, el transporte, etc.

Se hace más difícil luchar por el trabajo en espacios público, cuando no vemos ningún esfuerzo por parte de los sindicatos para organizar a los trabajadores informales, pero en el otro lado, vemos una gran cantidad de energía invertida en extinguir la informalidad e incluir a sus trabajadores en el sistema del empleo formal. El resultado de esta conjetura es una mayor fragmentación de las organizaciones de trabajadores informales, y una política nacional que individualiza como es lógico los vendedores ambulantes, la venta de una idea errónea de que el microempresario es la persona que, con los incentivos adecuados, la formación y las oportunidades de negocios, sin duda crecerá.

Lo que desde el lado de los pobres urbanos y los movimientos sociales que ponen la alarma al respecto es que el vendedor ambulante sólo alcanzará las condiciones de trabajo favorables, mediante la organización, la unión y la cooperación mutua para luchar colectivamente por el derecho al trabajo, el derecho a la calle y el derecho a la ciudad, que insiste cada vez más en alejar las marcas de la pobreza. Tenemos que dejar claro que "cada vez más" no es una cuestión de "voluntad" y de "invertir tiempo y energía", sino que vivimos en un sistema económico que genera la pobreza, explota a los trabajadores y no proporciona igualdad de oportunidades.

Tenemos mucho que aprender de nuestros hermanos de Asia y África, que a pesar de todas las dificultades, son modelos de organización política de los trabajadores informales y han logrado legitimidad y reconocimiento de los vendedores ambulantes como sujetos vitales en la economía social de sus países.

Like us
Follow us on Twitter

Ciudades de Clase Mundial para Todos (Blog portugués)

Hay también una versión en portugués del blog donde se puede tener acceso a las actualizaciones personales de las noticias y eventos. Se pueden encontrar en este enlace: http://streetnetbrasil.wordpress.com/

StreetNet NewsBox

NewsBox

BOLIVIA. Retiran de las calles a los vendedores ambulantes. Opinión (12 de abril de 2015).

MEXICO. "Cobros excesivos y corrupción asfixian a comerciales informales": Naty García. Hoy Tamaulipas (11 de abril de 2015).

ARGENTINA. Vendedores ambulantes protestaron en el Parque Bicentenario. El Tribuno (11 de abril de 2015).

COLOMBIA. Encadenados protestan vendedores informales. Vanguardia (9 de Abril de 2015) por Sonia Luz Suárez Salazar.

MEXICO. Se regularizan más de 200 comerciantes informales. Hoy Laredo (7 de abril de 2015) por Karina Cruz.

COLOMBIA. Los Vendedores informales de Neiva estan a la expectativa de ser reubicados. RCN (6 de abril de 2015).

PERU. Comuna de Piura publica lista con 982 comerciantes para ex fábrica San Miguel. La Republica (1 de abril de 2015).

MEXICO.  Comerciantes del Centro confían en retiro prometido de ambulantes. Periódico Digital (1 de abril de 2015) por Verónica Aburto.

EEUU. Vendedores ambulantes protestan ante jefe de Policía de Los Angeles. La Crónica (31 de marzo de 2015).

MEXICO. Continuará reordenamiento de ambulantes: Ssptm. Angulo 7 (30 de marzo de 2015).

EEUU. Opiniones divididas sobre regulación de vendedores ambulantes. El Diario (30 de marzo de 2015) por Cristina Loboguerrero.

StreetNet International

StreetNet International

La alianza de StreetNet International de los vendedores de la calle ha sido lanzada en Durban, Africa del Sur en Noviembre 2002. La calidad de miembro de las organizaciones esta basando (uniones, co-operativos ó asociaciones ) directamente en la organización de los vendedores de la calle, vendedores del mercado y/ó vendedores ambulantes entre sus miembros tienen derecho de hacer socio de StreetNet Internacional.

El objetivo de StreetNet es de promover el intercambio de la información y las ideas en los criticos problemas que estan enfrentando los vendedores ambulantes (es decir los vendedores quienes pasean en la calle vendiendo) y sobre la organización y las estrategias de la defensa (abogar por sus derechos ).